¿Por quién balan los carneros?

Hoy empieza a haber algo más de vida en Rabat. Empieza a abrir alguna de las numerosísimas épiceries (tiendas de ultramarinos que venden casi de todo) de la ciudad. Ha terminado la fiesta del Aid (Aid al Adha, fiesta del cordero o Aid el Kebir, fiesta grande) que celebran todos los musulmanes recordando que Abraham, en lugar de sacrificar a su hijo como muestra de su amor por Dios, decidió a última hora y felizmente iluminado por la voz divina, sacrificar un cordero en su lugar. Ismael, el primogénito al borde de la muerte, respiró tranquilo, pero desde entonces, los carneros saben que también a ellos les llega su San Martín. Este fin de semana ha acabado el trasiego de carneros -carneros, sí, a esa edad no pueden ser corderos-. Carneros subidos en motocarros, carneros arrastrados de los cuernos por las calles y carneros metidos en taxis camino del patio donde han sido sacrificados y desangrados hasta la última gota de sangre. Ya no balan en el mercado de Temara, a pocos kilómetros de Rabat, donde cientos de ellos han sido expuestos, examinados , adquiridos y convenientemente cocinados y degustados por las familias marroquíes. El primer día, las vísceras. El segundo día, la carne.

No está escrito que cada familia deba comprar un carnero para sacrificarlo pero desde hace unos años, cada vez son más los marroquíes que empeñan hasta su último dirham para comprar uno. “No es obligatorio comprarlo -me contaba Mohammed, a pie de carro lleno de carneros en Temara- pero sí es cierto que existe la competencia entre vecinos por ver quién tiene el mejor carnero”. Erena Calvo, una de las corresponsales veteranas en Rabat, me contaba hace unos días el caso de un marroquí que, para evitar discusiones con su vecino sobre quién había comprado el mejor carnero, decidió hacerse con un carnero y una vaca. Así, se acabó la trifulca. Los bancos han hecho su agosto con los “credit-mouton” y más este año, porque los precios, debido a la sequía, se han incrementado entre un 15% y un 20%. Un buen ejemplar de unos cincuenta kilos cuesta entre 150 y 500 euros. Los más caros, los de la apreciada raza sardi. En la mitad de esta línea está el salario medio mensual marroquí. De manera que un mes de trabajo acaba en el estómago en dos días.

Ya acabaron las promociones en el Marjane (una cadena de supermercados) de parrillas, sartenes, barbacoas y juegos de cuchillo que se ofertaban desde hace semanas.Y acabó la sangre. La fiesta grande es también la fiesta más sangrienta y lo más fácil, en un paseo por la medina o incluso por la ciudad nueva, es encontrarte, de sopetón, a un hombre con la ropa cubierta de sangre y armado con un cuchillo de proporciones muy aptas para una película gore. A nadie le extraña. Nadie vuelve la cabeza. Tampoco extraña que los chavales jueguen al fútbol con las cabezas quemadas de los animales ni los ríos de sangre en las calles,. Ni el olor.. Ese olor que durante días queda flotando en el aire de Rabat y entra por las ventanas para recordarnos que, por suerte para él y menos para los carneros, Ismael se salvó del sacrificio

.Image

Anuncios

Acerca de elenagmateos

Periodista. Después de un terremoto, cambié el asfalto de Madrid por el sol de Rabat. elenagm@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Por quién balan los carneros?

  1. marymex dijo:

    Me quedo con ganas de ver al cordero en el taxi (¿copiloto por un día?) y la publicidad de los credit-mouton ¿regalan cuchillos especiales para degollar con cubeta recoge-sangre incluida?

  2. elena dijo:

    Un colega me contó ayer que vio a su vecina saliendo del ascensor con un barreño chorreante de sangre. Por no hablar de las pieles amontonadas en los cubos de basura. Es todo muy gore, sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s